Alerta por presencia de chipos infectados del parásito del Chagas en Los Salias

Entre 10 y 11 % de seropositividad ha arrojado los estudios realizados a chipos hallados en los sectores de El Cuji, Figueroa y Pacheco en el municipio Los Salias alertando sobre la presencia del parásito Tripanosoma Cruzy que puede transmitir el mal de Chagas. 

La biólogo celular del centro de estudios de la Universidad Experimental Simón Rodríguez, Ángela Yánez, alertó sobre el hallazgo realizado a través del centro de investigaciones altomirandinos sobre la presencia de la enfermedad en lo insectos encontrados. 

Yánez, quien también es profesora jubilada perteneciente a la máxima casa de estudio, alertó sobre este hallazgo en los sectores de El Cuji, Figueroa y Pacheco indicando que se debe tener especial atención en el consumo de frutas y vegetales que pueden estar contaminados con esta presencia de la batería portadora del mal de Chagas. 

“Se debe recordar que el chipo es un insecto que se alimenta de sangre, suele ser de color marrón con manchas más oscura, y normalmente vive  en las grietas de las paredes o debajo de las casas, donde se alimenta de ratas, cachicamos, rabipelados o en los nidos de las aves”, destaca al referir que la picadura del insecto infectado a estos animales puede ser uno de los principales transmisores de la enfermedad a través de las heces de esos animales infectados. 

Los chipos entran a las casa en la noches atraídos por la luz blanca de televisores monitores y bombillos. “Lave bien con agua y jabón la piel que estuvo en contacto con el chipo para eliminar las heces que el insecto pudo haber dejado”, recomendó en caso de picadura del insecto ir de inmediato al médico y  luego al Instituto de Medicina Tropical de la Universidad Central de Venezuela. 

Yánez recomendó por igual al encontrar un chipo “no matarlo” porque al aplastarlo se vuelve altamente contaminante.  “Tampoco se debe tocar directamente con las manos, y no es cierto que se le deba poner un algodón con agua, eso es solo en caso de alacranes”, dijo. 

Seguidamente se debe evitar el contacto directo e intentar capturar al chipo en un frasco de vidrio o caja de fósforo. “Se debe identificar la caja con nombre,  apellido, número de teléfono, el lugar y la hora cuando lo capturó”, especificó. Aseguro que se deben plantear operativos de fumigación con  piretroides en todas las zonas de la Gran Caracas.

Pola Del Giudice

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *