“Es casi imposible que el candidato de Maduro gane la Gobernación de Miranda”

En un escenario electoral de alta polarización política el método de análisis de tendencias tiene un alto nivel de confiabilidad y en el caso del estado Miranda los últimos resultados favorecen ampliamente a la oposición sobre el oficialismo; reseñó el politólogo Sergio Graffe al realizar un análisis de cómo transcurre la campaña.

Bajo esta realidad “es casi imposible que el candidato impuesto por el madurismo, Héctor Rodríguez, pueda ganar la gobernación al candidato unitario opositor que triunfe en las primarias, sea quien sea”, dijo.

Desde el año 2008 cuando Capriles le ganó la gobernación de Miranda a Diosdado Cabello hasta las elecciones parlamentarias del 2015 la oposición solo ha perdido la elección presidencial del 2012 cuando Chávez le ganó a Capriles 771.053 votos a 764.180 en el estado -una diferencia de 6.873 votos.

“Sin embargo Capriles le ganó la gobernación a Elías Jaua el 16 de diciembre del 2012 -583.660 a 538.549 votos-, el propio Capriles derrotó a Nicolás Maduro en la elección presidencial de abril del 2013 -815.128 votos a 737.126- y el margen de ganancia aumentó considerablemente en las parlamentarias del año 2015 cuando la lista de la oposición sacó 838.292 votos a 546.718 del oficialismo”, indicó el experto.

Sin embargo, a pesar de que la tendencia electoral pareciera irreversible hay que alertar sobre los efectos de una alta abstención de los electores opositores como ocurrió en el año 2004 cuando Enrique Mendoza fue derrotado por Diosdado Cabello por 25 mil votos debido a que un significativo porcentaje de la clase media metropolitana decidió no participar en ese proceso electoral.

“Aunque en esta ocasión la diferencia es tan alta que tendría que superar el 34.78 % y que el madurismo mantenga su mismo nivel de apoyo para que ocurra una debacle electoral”, aclaró.

Cuando se analiza la tendencia electoral en el estado de acuerdo a cada zona geográfica, el madurismo aún mantiene apoyo importante en los seis municipios de Barlovento y en los seis de Los Valles del Tuy mientras que la oposición está consolidada en los tres municipios de los Altos Mirandinos, los cuatro de la zona metropolitana y en la zona de Guarenas y Guatire; “esta relación implica que el oficialismo domina electoralmente en unos territorios que tienen 631.347 electores y la oposición en los que hay 1.411.073 votantes, lo que significa que el peso electoral de los municipios con perfil opositor es de 69.08% contra el 30.91% con perfil oficialista”.

-La única forma que el candidato unitario pueda ser derrotado por el oficialista es que el umbral de abstención supere el 35 % de los electores con tendencia a votar por la oposición y es parte del desafió estratégico que tiene superar el candidato que resulte electo en las primarias del próximo 10 de septiembre.

Daniel Murolo / Analítica 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *