Grupo de exiliados en EEUU defiende “intervención internacional” en Venezuela

Un grupo de organizaciones del exilio cubano, venezolano y nicaragüense en Estados Unidos defendió este domingo la opción de una intervención militar de carácter internacional en Venezuela a fin de que pueda entrar la ayuda humanitaria.

En el llamado “Congreso de la Resistencia Cubana, Venezolana y Nicaragüense”, celebrado en la sede de la Alcaldía de Miami, organizaciones de exiliados abogaron por la libertad de los tres países, así como por el “enjuiciamiento criminal a Raul Castro”, que en gran parte es responsable de la situación en Venezuela.

“El consenso de esta asamblea, con estos tres bloques poderosos, es que debe haber una intervención militar internacional solidaria contra la ocupación de Venezuela por parte del Castro-comunismo”, dijo en declaraciones a los periodistas el director de la Asamblea de la Resistencia Cubana, Orlando Gutiérrez, organizador del evento.

Venezuela está “ocupada” por el presidente de ese país, Nicolás Maduro, quien es un “títere de los Castro”, ahondó Gutiérrez, que ve “meritorio”, de acuerdo a las normas del Derecho Internacional, que se produzca una “una acción militar interamericana” en apoyo a la presidencia de Juan Guaidó, líder de la oposición.

En el congreso fue parte el presidente de la Confederación de Trabajadores de Venezuela (CTV), Carlos Ortega, quien en su alocución también defendió una intervención militar para sacar a Maduro de la Presidencia, en especial tras los hechos del sábado en la frontera con Colombia.

“Más que nunca requerimos una intervención militar que le ponga fin a la crisis que tanto agobia al pueblo venezolano”, demandó el líder sindical, quien aseveró que en su país cada día se mueven entre 35 y 40 toneladas de droga, lo que es un claro ejemplo de que el narcotráfico ha tomado control de Venezuela.

El alcalde de Miami, Francis Suárez, fue uno de los funcionarios que participaron del congreso y reiteró su apoyo a “todas las expresiones contra los regímenes de Cuba, Venezuela y Nicaragua”, países a los que pronto la comunidad internacional verá “libres de las dictaduras que los oprimen”.

Los comisionados de Miami Joe Carollo y Manolo Reyes se pronunciaron en términos semejantes, y convencidos de que las ansias de libertad de esos pueblos se verán, como dijo el primero, recompensados con “cambios drásticos” que empezarán este año en Venezuela.

“Este va a ser un año de lucha incesante hasta que el comunismo sea derrotado en América”, aseveró Gutiérrez, al hilo del mensaje de solidaridad hacia los tres países dado por el presidente de Estados Unidos, Donald Trump, a quienes las organizaciones reconocieron sus “esfuerzos por la libertad”.

En el foro se abordó el referendo constitucional que se celebra este domingo en Cuba, donde se votará la nueva propuesta de Carta Magna promovida por el Gobierno de la isla, que busca actualizar la vigente (1976) y plasmar las reformas económicas de la última década, sin introducir cambios en el sistema político.

De manera imprevista, apareció en el congreso el disidente cubano Jorge Luis García Pérez “Antúnez”, venido hoy mismo desde la isla y quien señaló que muchos cubanos decidieron no participar que hoy de “esa farsa electoral” y “se atrevieron a decir no”.

“Ya sabemos que (los oficialistas) van a fabricar cifras, que van a hablar de una ‘masiva participación’, pero esta vez yo creo que la victoria es nuestra”, señaló el disidente, entre los aplausos de los asistentes.

“A la dictadura hay que tumbarla, y la estamos tumbando”, agregó, luego de resaltar que “el régimen cubano está asustado”, porque sabe que “la libertad de Cuba está ligada con la de Venezuela”.

Gutiérrez calificó el referendo, al que están llamados a votar más de 8 millones de ciudadanos, como “un panfleto comunista” y como “una burla con la historia del pueblo de Cuba”.

Por su parte, el presidente y fundador de la organización nicaragüense Miskitu American, Carlos Thomas, señaló a los periodistas que “repudian en su totalidad” el diálogo que propone el presidente de Nicaragua, Daniel Ortega, y que para que ello ocurra lo primero que debe pasar es que los presos políticos sean liberados.

Al cierre del congreso se inició luego una caravana protesta y toque de cazuela “contra el mega fraude constitucional” en Cuba y contra el presidente “ilegítimo” de la isla, Miguel Díaz-Canel, con participación de casi un centenar de vehículos que partió desde la sede de la Alcaldía con destino al barrio de La Pequeña Habana. EFE

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *