Llamado a elecciones generales busca la confrontación

La propuesta de adelantar las elecciones de los diputados de la Asamblea Nacional es una aberración de la misma naturaleza de la creación de la Asamblea Nacional Constituyente, la cual nació de una manera paralela al Poder Legislativo del Estado. La solicitud de Maduro, es además   un nuevo atentando que se suma a la constante violación de nuestra Constitución.

13 millones 699 mil 230 venezolanos tomaron aquel domingo 06 de diciembre de 2015 los centros de votación de todo el país para elegir a sus presentante ante la AN por un periodo de cinco años que vence en enero de 2021. El régimen jamás aceptó ni asimiló  la contundente derrota, por lo que hoy pretende disolverla violando la ley.

De concretarse éste nuevo golpe contra nuestra carta magna, acarrearía definitivamente una grave situación política y lo que lograría es caldear aún más los ánimos de una población que literalmente está sobreviviendo a la peor crisis política y social de nuestra historia.

Es además, sin duda alguna, una forma burda del gobierno de distraer a la población, enredarla en   un tema político, tratando de evadir esa dura realidad que enfrentamos a diario. De cada 10 grupos familiares que tiene el carnet de la patria cuántos están recibiendo los beneficios del Estado; cuál es el número real de habitantes que día a día cruzan la frontera, con o sin recursos, en busca de comida o medicinas; cuáles son los sectores que están realmente productivos dentro del país, estas son las incógnitas que debería estar respondiendo Maduro lejos de estar haciendo prerrogativas políticas que lo que generan es confrontación.

Y es justamente la confrontación la gran respuesta de los últimos 20 años de zozobra que hemos vivido, en estos momentos hay que llamar a la sindéresis. No se está cumpliendo con las expectativas de los venezolanos, existe un estado de resignación, de desánimo y desesperanza que tenemos que superar quienes llevamos la vena democrática y decidimos quedarnos aquí para convertirnos en defensores de los derechos humanos.

Nuestro objetivo está claro: unirnos al Frente Amplio de Unidad Nacional para exigir elecciones con condiciones transparentes, participar en el proceso pautado para el 22 de abril solo serviría para lavarle la cara al régimen, la unidad es hoy más que nunca una prioridad para restablecer nuestra democracia.

Habla la OEA

La Organización de los Estados Americanos (OEA) aprobó una resolución que emplaza al gobierno de Venezuela a cancelar las elecciones presidenciales del 22 de abril y propone otros comicios “justos, libres y con observación internacional”, una resolución que apoyan la gran mayoría de los venezolanos.

La resolución se aprobó, pese al rotundo rechazo de Venezuela y Bolivia a que se celebrara la reunión, por 19 votos, 5 en contra, 8 abstenciones y 2 ausencias. Hay que recordar que esta fue  la primera sesión en la OEA sobre Venezuela desde la asamblea que el organismo celebró en Cancún (México) en junio del año pasado, donde el bloque caribeño salvó a Caracas de una resolución de condena regional.

 

Clara Mirabal / Diputada del CLEM

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *