Más de 500 vecinos perjudicados por ausencia de transporte en comunidad La Candelaria

Un servicio de taxi desde el pueblo de San Antonio hasta La Candelaria tiene un costo de 3400 bolívares soberanos

En el municipio Los Salias del estado Miranda existe una comunidad rural llamada La Candelaria, donde residen aproximadamente 380 familias según el censo que realiza la junta de la comunidad cada año. Tanto estudiantes, trabajadores y personas de tercera edad han sido olvidados por los transportistas y por la misma alcaldía del municipio.

 “Hace ya como año y medio que no se ven autobuses por este sector” declaró Mariano Arteaga, un abuelo de la comunidad. “Las pocas veces que yo debo ir a la ciudad de San Antonio me veo obligado a pedir cola tanto para subir como para bajar” continuó el hombre de 82 años. Asimismo, Arteaga responsabilizó al gobernador de Miranda Héctor Rodríguez por la falta de transporte, “El gobernador prometió muchas cosas, entre las que estaba solventar el problema de los buses, porque es una obligación del estado mantener los servicios públicos porque nosotros no somos un simple lugar apartado” culminó.

El único recurso de la población de La Candelaria no es “pedir cola”, también se ven obligados a caminar un trayecto hasta de 6 kilómetros para llegar a sus destinos. La carretera por donde estas personas tienen que pasar no posee aceras, el monte está muy largo y provoca que la vía se vuelva más estrecha y peligrosa para los transeúntes.

“Muchas veces mis hijos han caminado desde el pueblo de San Antonio hasta la casa, es decir aproximadamente 6 kilómetros” dijo Carolina Machado, vecina de la comunidad y actual coordinadora del club de abuelos de Los Salias. “De hecho, el club de abuelos tiene un año sin tener actividades regulares porque el autobús de la alcaldía siempre está averiado, y no hay transportes públicos para que los abuelos puedan asistir” continuó la madre de dos hijos y una hija que aseguró que después de 17 años viviendo en La Candelaria el servicio jamás había sido tan caótico.

“Ya se han llevado a cabo múltiples reuniones con los transportistas y con el mismísimo alcalde, pero parece que simplemente no les importamos”. Finalizó la señora Machado.

De esta manera la comunidad de La Candelaria se pronunció para recordarle a la alcaldía y a los transportistas que ellos existen y tienen derecho a gozar de servicios públicos óptimos.

Roberth Perez

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *