Ministro de Trinidad y Tobago renunció tras negarse a participar en negocios vinculados con el régimen

Julio Borges, comisionado presidencial para Relaciones Exteriores, informó este jueves que el ministro de Servicios Públicos de Trinidad y Tobago, Robert Le Hunte, renunció hace algunos días tras negarse a participar en negocios de ese país con el régimen de Nicolás Maduro.

“Renuncia el ministro de servicios públicos de Trinidad y Tobago por negarse a ser parte de un esquema de corrupción y robo al pueblo venezolano que impulsa Delcy Rodríguez en ese país”, informó Borges en un mensaje publicado en Twitter.

Medios de comunicación de Trinidad y Tobago señalaron que la carta de renuncia que envió Le Hunte al primer ministro, Keith Rowley, tiene fecha del 15 de mayo de 2020.

Conflicto profesional

Mi renuncia fue como resultado de un conflicto profesional en las posiciones políticas. En estas circunstancias, le di a nuestro primer ministro la oportunidad de proceder de una manera que le permita al gobierno alcanzar sus objetivos. El 16 de mayo de 2020, el Dr. Rowley aceptó mi renuncia como ministro de Servicios Públicos”, señala el comunicado de Le Hunte.

El conflicto al que hace referencia Le Hunte en su comunicado presuntamente se trata de una discusión que surgió el jueves pasado en el Gabinete, tras las acusaciones que se han generado en las últimas semanas sobre reuniones entre representantes del gobierno de Trinidad y Tobago y la vicepresidenta del régimen, Delcy Rodríguez.

Hace algunas semanas, Borges denunció que Rodríguez visitó ese país a finales de marzo con la finalidad de negociar cargamentos de gasolina.

La información fue confirmada en la página web del gobierno trinitense, aunque indicaron que la visita fue para discutir asuntos de la pandemia, aun cuando las fronteras y los vuelos se encontraban suspendidos.

Suzette Louwe, periodista de Trinidad y Tobago, reveló a principios de abril que según sus fuentes Rodríguez llegó al país en dos jets con el propósito de buscar gasolina.

Unos días después de la visita de Rodríguez la petrolera estatal trinitaria Paria Fuel Trading Company, recibió un pedido de 150.000 barriles de gasolina de un comprador inusual llamado ES Euro Shipping SA, reveló el diario local Daily News.

La empresa, registrada en Suiza, es propiedad de José Guillermo Ruperti, hijo del controvertido magnate venezolano Wilmer Ruperti.

Cambio de destino del buque

Esta empresa solicitó la compra de 100.000 barriles de gasolina de 95 octanos y 50.000 de 92 octanos, cuyo destino final sería la isla de San Eustaquio, en las Antillas menores. Sin embargo, Euro Shipping luego pidió a Paria autorización para que la empresa venezolana IC Global participara de la operación, lo que obligó a la compañía trinitense a comunicarse con Ruperti y advertirle que el combustible no podía llegar a Venezuela debido a las sanciones impuestas por Estados Unidos.

Unos días después, Ruperti solicitó un cambio de destino del buque Aldan a Aruba, 25 kilómetros al norte de Venezuela.

El 26 de abril, una fuente sobre la llegada de un cargamento de 150.000 barriles de petróleo a la refinería venezolana Amuay. El cargamento llegó en un barco con nombre Aldan y el vendedor era una empresa de nombre Maroil Trading, registrada en Panamá propiedad de Wilmer Ruperti y donde su hijo, José Guillermo, propietario de Euro Shipping, aparece como secretario.

Si quieres recibir en tu celular esta y otras informaciones descarga Telegram, ingresa al link https://t.me/eltequenopuntocom y dale click a +Unirme.

Next Post

Cidh exigió una investigación exhaustiva por las 47 muertes en la cárcel de Guanare

La Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) reitera su llamado al Estado de Venezuela para realizar una investigación exhaustiva por la muerte de 47 personas privadas de la libertad en el Centro Penitenciario de los Llanos “Cepello” en el estado de Portuguesa. De acuerdo con información de público conocimiento, el […]