Niños en situación de calle habrían generado voraz incendio que consumió depósito de Full Flores

Tres adolescentes en situación de calle serían presuntamente los responsables de generar el incendio que la mañana de este jueves causó pérdidas estructurales en un local ubicado en el bulevar Las Minas de San Antonio de los Altos. Más de 40 efectivos del Cuerpo de Bomberos del estado Miranda combatieron por más de 60 minutos las llamas.

“Es muy apresurado hablar de las causas que generaron el siniestro, serán nuestros expertos quienes lo investiguen, sin embargo nos indican que antes de comenzar el fuego vieron salir unos niños”, dijo el comandante del Cuerpo de Bomberos del estado Miranda, Jesús Herrera, quien comandó al grupo de efectivos que atendió el llamado de alerta generado por los vecinos del local.

El fuego se habría iniciado en el sótano o estacionamiento del local, una estructura que durante más de 15 años funcionó como Full Flores vendiendo adornos navideños al llegar la temporada decembrina, pero que por la situación país tenía ya más de cuatro años cerrado.

Uno de los encargados del edificio narró que los depósitos estaban vacíos, “lo poco que había era madera, no había mercancía”. Agregó que se enteró del suceso al ver salir de la parta baja gran cantidad de humo por lo que encendieron las alarmas.

Reseñó que varias veces en los últimos meses “corrió” a tres niños que ingresaban al sótano por la parte posterior del terreno, “rompieron la cerca y por ese hueco se meten y salen”, dijo el hombre mientras mostraba el lugar.

Dijo que se trata del grupo de adolescente que se dedica a molestar y los usuarios tanto de Mc Donald como de Ferre total, ambos locales vecinos de la estructura siniestrada. “Llamamos a la policía muchas veces, pero siempre vuelven”.

Además de bomberos, efectivos de Protección Civil Miranda tomaron la zona procediendo a desalojar los locales del centro comercial Club de Campo, pues el humo afectó a quienes para la hora compraban en la farmacia ubicada en la planta baja. El vigilante de este establecimiento narró que vio a los niños encender varias paletas de madera en el estacionamiento.

Una de las placas de la estructura colapsó producto del intenso calor, columnas y paredes se doblaron, lo que obligó a las autoridades a ordenar impedir el acceso al lugar mientras avanza la investigación y se realizan las reparaciones.

Guardia Nacional y Policía de Miranda se encargó de acordonar y la zona y controlar el tráfico en la carretera Panamericana que en pocos minutos colapsó en dirección al San Antonio de los Altos.  Para las 12:30 pm ya las llamas estaban controladas y los apagafuego refrescaban la estructura.

 

 Daniel Murolo – Fotos: Luis Sajaro  

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *