“No, no fue Irma ni María, fue Garcés”

“No, no fue Irma ni María, fue Garcés”, puntualiza de forma irónica Miriam Torres, vecina de la ciudad de Los Teques, mientras observa la mañana de este lunes los destrozos causados por el desplome de un centenario chaguaramo en el bulevar Bermúdez, paseo peatonal que desde el año pasado construye la Alcaldía de Guaicaipuro.

Por estos días, en los que varios huracanes han devastado media docena de islas en el Caribe, los habitantes de la capital mirandina han decidido calificar como un “potente huracán de categoría 4” la gestión del actual burgomaestre, Francisco Garcés.

“Mi ciudad da dolor, este bulevar tienen años construyéndolo y lo que hay es escombros y piedras”, agrega la mujer, quien lamenta la perdida de otro árbol centenario, sembrado en la zona cuando se fundó el parque Los Coquitos –primer jardín botánico de Venezuela- y que han resultado afectados con los trabajos.

Pero la transitada Bermúdez no es el único sector de la ciudad que luce como devastado por un huracán, la avenida Pedro Russo Ferrer, mejor conocida como bajada de El Tambor, una de las dos entrada a la ciudad, está cerrada desde el mes de febrero luego que parte de la vía colapsara cuando la alcaldía construía una bahía para el transporte público.

El suceso que obligó a cerrar parcialmente la vía ocurrió en octubre de 2016, un mes después el alcalde anunciaba que los trabajos de reparación estarían listos en tres meses, pero al cumplirse el lapso –febrero de 2017- no fue abierta sino cerrada completamente, así permanece hasta ahora.

“Tuve que cerrar mi negocio, nos quebraron”, reseña uno de los comerciantes del centro comercial Vasconia, ubicado en la avenida; Jesús González, dirigente del partido Voluntad Popular en la jurisdicción calcula que el 50 % de los locales de la zona tuvieron que cerrar, responsabiliza al gobierno local.

“La ciudad está en el piso, basta con conversar con los trabajadores de los dos centros comerciales de la zona para poder entender la magnitud de las consecuencias de tanta irresponsabilidad”, reseña, agregando que no se justifica un retraso de tantos meses para culminar una obra vital para la capital, “estamos hablando de la entrada a nuestra ciudad”.

Pero la Bermúdez y la Pedro Russo Ferrer no son los únicos sectores que registran obras con retrasos o paralizadas, González cita el caso del teatro municipal, estructura anunciada para hace un par de años y que hoy luce un esqueleto de columnas, el panorama se repite con la reinauguración del Tren El Encanto, igualmente paralizado.

Al caos generado por el cierre de dos avenidas que diariamente generan interminables colas, se le suma el colapso de los servicios básicos. Además de la falta de agua vecinos denuncian la escasez de gas y las fallas en el servicio de telefonía fija e internet, retraso en la recolección de basura y huecos en prácticamente todas las calles.

“Uno de los retos más grandes que tenemos en Guaicaipuro es sacar la pava de la alcaldía y eso también vamos a lograrlo con el apoyo de la gente”, reseñaba el candidato de la Unidad para la Gobernación de Miranda, Carlos Ocariz, durante un recorrido el domingo por el sector Lagunetica.

El abanderado, quien escuchó las quejas de cientos de tequeños, agregó que “debemos seguir con mucha pasión, fe y disciplina, ganar la Gobernación es una oportunidad para luego conquistar la alcaldía y luego en Unidad elegir un nuevo Presidente para Venezuela”.

Mientras tanto los tequeños siguen sin conocer la fecha exacta de la apertura de ambas vías, muchos tienen el palpito de que será en pocas semanas, “seguramente antes del 15 de octubre, ellos –chavistas- solo trabajan cuando vienen elecciones”, puntualiza Miriam Torres.

Daniel Murolo / Analítica 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *