Petare le teme más al hambre y a las balas que al COVID-19 por Xiomara Sierra

El 16 de marzo se inició la cuarentena como medida de protección frente al COVID-19, donde el llamado principal es permanecer en las casas, en  Petare esto ha sido distinto, pues el considerado barrio más grande del país, inclusive de Latinoamérica, le teme más al hambre y a las balas que al Covid-19, y no abandona las calles en medio de esta pandemia.

A pesar del confinamiento se puede ver gran cantidad de personas caminando por la redoma de Petare, mientras efectivos de la Guardia Nacional hacen llamados con megáfonos a los ciudadanos de mantener del distanciamiento social, pues los Petareños viven del comercio informal, del día a día, y estar en sus hogares sin producir es no tener sustento para sus familias, esta realidad la viven la mayoría de los más de 400.000 habitantes de la zona.

Petare le mete más al hambre que al Covid-19, pues conoce el hambre muy de cerca, las neveras vacías abundan en cada casa, niños con altos niveles de desnutrición, y muchos otros comiendo de la basura, una verdad manifiesta mucho antes de la existencia del Covid-19, una consecuencia de la peor pandemia el socialismo, que trajo hambre, miseria, corrupción y muerte a toda Venezuela.

Mientras los alimentos están ausentes en las mesas de los Petareños, las balas han estado presente con mayor frecuencia en esta cuarentena. El barrio José Felix Ribas es el protagonista de detonaciones de alto calibre, enfrentamientos entre mafias, donde los organismos de seguridad no intervienen, es la máxima expresión del estado criminal.

Los vecinos de José Felix Ribas, Palo Verde, La Urbina y El Marqués pasan noches llenas de miedo por el sonido de alarmantes detonaciones, cada día con mayor frecuencia, donde temen más a una bala que la Covid-19.

Venezuela, según el Observatorio Venezolano de Violencia (OVV), registró unas 60,3 muertes violentas por cada 100.000 habitantes en 2019, diez veces la media mundial; aunque el régimen mintió y reportó 21 homicidios por cada 100.000.

Un año antes, el OVV estimó una tasa de 112 por cada 100.000 habitantes en Petare.

Los Petareños, hoy atemorizados por el hambre y las balas, son gente emprendedora, valiente y llena de compromiso por Venezuela sabemos resistirá y saldrá victoriosa junto a la libertad.

Abogada Xiomara Sierra, coordinadora de Vente Venezuela en el municipio Sucre estado Miranda 

Twitter: @xiomarasierra

Instagram: XiomaraSierrad

Next Post

Rocío San Miguel: No puedo calificar de invasión armada los hechos de Macuto

Los hechos del domingo en la mañana en Macuto, estado Vargas, no pueden ser calificados de invasión armada, afirmó la presidenta de la ONG Control Ciudadano, Rocío San Miguel. En entrevista para el programa Al día con Sergio de VPI TV, San Miguel dijo que elementos recuperados como licencias de […]