Piden declarar en emergencia el transporte en Guaicaipuro

A diario cientos de usuarios deben caminar varios kilómetros al caer la noche para poder llegar a sus hogares ante la falta de unidades de transporte público y la marcada escasez de efectivo, empeorando la situación hacia las comunidades ubicadas entre Los Teques y Las Tejerías.

“Salgo de mi trabajo a las 5:30 pm y debo caminar desde la redoma de La Matica hasta Los Alpes, es un calvario”, narró Eva Parra, quien aprovecha el cada vez mayor flujo de “caminantes” para resguardarse de la inseguridad entre ellos.

“Caminamos en grupo, después de las 6:30pm ese tramo de la Panamericana parece una boca de lobo, es un peligro no solo por los delincuentes sino también por los carros”, advirtió la mujer, quien exige a la alcaldía una solución a la falta de unidades declarando emergencia.

El politólogo y dirigente político de Guaicaipuro Sergio Graffe, advirtió que la situación está generando una peligrosa tensión social debido a que los usuarios no pueden cumplir con sus responsabilidades laborales, estudiantiles o de otra naturaleza.

“El deterioro del transporte ha sido progresivo porque en una primera fase comenzaron las colas en las paradas y terminales improvisados, luego los usuarios usaban camiones de ganado como transporte; pero en estos momentos se observan largas caminatas nocturnas desde Los Teques hasta sectores populares como Guaremal, Variantes de Guayas, carretera vieja, El Paso, San Pedro o Lagunetica para poder regresar a sus hogares después de la jornada diaria con consecuencias imprevistas para su propia seguridad por la acción del hampa o de atropellos de vehículos”, dijo.

En el caso de parroquias foráneas como Paracotos, Tácata o Altagracia de la Montaña asegura que la situación es peor porque no existen suficientes unidades y los usuarios se ven obligados a esperar hasta cinco horas para poder movilizarse o pagar exagerados costos del pasaje como los 50 mil que tienen que cancelar desde Altagracia a Los Teques.

-Aunque la potestad de la alcaldesa es fijar la tarifa del pasaje urbano tampoco se está cumpliendo con los 2 mil bolívares que se acordó con los transportistas porque desde Variantes de Guayas o sectores vecinos están cobrando 8 mil bolívares y no existe disponibilidad de dinero en efectivo para cancelarlo; lo cual pudiera generar protestas sociales para reclamar la revisión de estas tarifas; pero la señora Wisely Álvarez tiene la obligación de coordinar una medida con la gobernación y el gobierno nacional para diseñar un plan alternativo para la incorporación de nuevas unidades oficiales que permita la movilización de los usuarios mediante la declaratoria de emergencia del transporte mientras se busca una solución a mediano plazo con la dotación de repuestos o facilidades para adquirir cauchos y aceite para el 30 % de los autobuses que están funcionando.

Graffe aseguró que no basta con que la alcaldesa se queje de una supuesta “guerra económica” como causante de esta problemática sino que su deber es procurar buscar una solución urgente para evitar que los usuarios del transporte estén pasando por tantas incomodidades y penurias “porque para eso fue electa y hasta ahora sólo se ha limitado a dar excusas o proyectar una gestión virtual por las redes sociales o los medios locales de comunicación sin que ataque el problema a profundidad, igual que sucede con el de la acumulación de la basura en los sectores populares”.

Por su parte Alberto Mujica, residente del sector El Trigo, se preguntó dónde están los autobuses Yutong que utiliza el Metro y se atrevió a pronosticar que para las elecciones presidenciales sí serán activados para movilizar los votos a favor del Gobierno Nacional.

Daniel Murolo

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *