Tanto clientes como carniceros afectados por altos costos

Altos precios y desabastecimiento ponen “cuesta arriba” la labor de los carniceros que hacen vida en la región de los Altos Mirandinos, donde cada día lucen más vacios de productos y clientes los locales dedicados a este rubro.

“Se trabaja bien, cómodo, pero la situación es lo que lo hace peor, se intenta tener variedad pero es complicado.” Señala Patricia Da Silva refiriéndose a los altos precios de los productos, actualmente se ven con la necesidad de reemplazar productos importados por nacionales.

Adolfo Valera, cliente del frigorifico y encuestado

Manuel Augusto Mota, dueño del establecimiento y carnicero encargado de los cortes de carne expresó su inconformidad sobre la situación que vive con el desabastecimiento y los precios elevados: “Lo veo excesivamente costoso, cada semana que pasa es más difícil venderla”.

El establecimiento lleva funcionando más de 20 años continuos, en sus inicios se encargaba de la venta de pescado y charcutería, a través de los años se han logrado adaptar y sustituir e incluir otros productos más accesibles, ya que comprar un kilo de carne hoy en día representa dos sueldos integrales.

“Todo es caro, la carne se consigue en la tienda pero no se tienen los recursos para comprarla, uno no gana para costear la carne”, expresó Adolfo Valera, cliente del local.

Miguel Lambaz, cliente del frigorifico y encuestado

 

 

 

 

 

Miguel Lambaz, transportista y cliente del establecimiento, agregó que “la carne se consiguen con mucha facilidad en el frigorífico, aunque depende mucho en donde la busques, el precio varía de un lugar a otro”.

Ante la situación país, los dueños se mantienen optimistas y prefieren seguir brindando a su clientela productos de calidad y buenos precios, logrando así afrontar la crisis que afecta al sector comercial y consumidor.

Ricardo Fernandes

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *