Tomás de Jesús Quintero- texto ganador del 2do lugar concurso Cronista Escolar de Carrizal

 

Autor: Luis Alejandro Acosta Pimentel

Estudiante de la Unidad  Educativa “Tomás de Jesús Quintero ”

 

Tomás de Jesús Quintero (Caracas 1793 – Madrid 1837), joven revolucionario, destacada figura del movimiento de emancipación y secretario de José Félix Ribas, desarrolló una  vasta experiencia por sus trabajos de amanuense del mismo, es decir, como la persona que tenía como oficio pasar escritos, logrando ser acreedor de un gran número de secretos relacionados con los pasos que daba la  revolución de ese momento.

Posteriormente, Quintero fue nombrado secretario del Arzobispo Narciso Coll y Pratt y amplía sus conocimientos en aspectos jurídicos, civiles y eclesiásticos,  debido a que  obtuvo los grados de Bachiller en Artes, de Licenciado y Doctor de Ciencias Eclesiásticas, cuyos conocimientos le sirvieron para lograr el servicio  de espía de la Gran Colombia en España en la corte de Fernando VII, bajo el seudónimo de Thomas Farmer.

Cuando se examinaron las copias del archivo que contenía las correspondencias de Farmer, el Consultor de Política Internacional del Ministerio de Relaciones Exteriores de Venezuela para ese entonces, ponderó estos importantes servicios por las circunstancias difíciles que debió pasar este joven, además de que los mismos contenían datos relevantes y valiosos sobre la política española y europea. De acuerdo a lo antes expuesto, este  hombre con tan sólo 20 años de edad, logró desarrollar y trabajar por el país como parte de la Gran Colombia, a través de una misión confidencial que pudo realizar una transformación política y abrir caminos para lograr la lucha impulsada por Simón Bolívar, el Libertador.

Como estudiante de la U.E “Tomás de Jesús Quintero”, Institución dedicada a promover el desarrollo educativo y formar personas libres, críticos, creativos, responsables, cooperativos, solidarios, independientes y autónomos, adjetivos éstos que expresan las virtudes y capacidades que logró tener Tomás de Jesús Quintero y que nosotros, como estudiantes de educación media debemos imitar por ser ejemplo de valentía, inteligencia y sabiduría para lograr los cambios políticos, sociales y económicos que amerita nuestro país y por ende, el Municipio Carrizal.

La vida de Quintero siendo poco conocida, logra dar ejemplos memorables en la historia de Venezuela; es como ese héroe anónimo que trabaja en silencio y que ayuda a nuestros próceres, especialmente, a Ribas a lograr su triunfo en la Batalla de la Victoria, en donde participaron por falta de soldados, un gran número de estudiantes de colegios y seminarios de la capital, alcanzando éste el triunfo y  el ascenso otorgado por Simón Bolívar como Mariscal de Campo, el 14 de febrero de 1814 y proclamado como el Vencedor de los Tiranos, durante los tiempos de la primera república, por lo que la lucha de Quintero junto a Ribas permitió lograr  los objetivos propuestos.

Así como este joven venezolano logró participar en forma secreta, laboriosa y con valores morales arraigados en la transformación de la Gran Colombia, nosotros podemos contribuir al desarrollo y progreso de la comunidad carrizaleña:

“Seamos todos un Tomás de Jesús Quintero para el Municipio Carrizal”

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *