Tres millones de Bs mensuales desembolsillan sanantoñeros en camiones cisternas

 

Hasta tres millones de bolívares mensuales gastan vecinos de San Antonio de los Altos en camiones cisternas ante la vez más acentuada escasez de agua en el Municipio Los Salias, situación que aseguran empeora sin obtener respuesta clara por parte de Hidrocapital.

Rafael Sánchez, residente de la Zona Industrial Las Minas, quien en compañía de otros 80 vecinos realizaron una asamblea a la que asistieron representante de referida empresa del Gobierno Nacional, rechazó que para poder colocar una denuncia tenga que trasladarse hasta Los Teques, específicamente en la bajada de El Tambor.

Por su parte María Quintero, residente de la urbanización El Retiro, aseguró que los que presta Hidrocapital no es precisamente un servicio, cuando debería ser constante y continúo por tratarse de algo tan vital como el agua.

A la petición se sumó Rafael Colmenares, habitante de la avenida Perimetral, específicamente las residencias San Antonio, donde aseguran cumplen ya tres años con racionamiento del agua, “pedimos suministro regular del vital líquido, no podemos acostúmbranos a vivir así”.

Otras de las comunidades más afectadas por la falta de agua es El Limón, específicamente en la calle 8, donde Adriana Vegas aseguran tienen más de 48 meses sometido a un racionamiento que no cumple la empresa.

Dijo que en su caso toda la urbanización se nutre de un tanque que para que pueda surtir a todos debe estar completamente lleno, “cosa que nunca ocurre porque quitan el agua muy rápido y siempre se benefician muy pocos”.

Maritza Azuaje, quien asistió al encuentro realizado en el auditorio de la Alcaldía de Los Salias, es residente de Los Helechos, aseguró no tener vida, “todo el tiempo corriendo, tienen que avisar cuando la van a quitar, estuvimos 3 meses con agua constante y ahora nada”. Además responsabilizó a la empresa de los huecos que minan las calles de la zona.

Mientras que quienes habitan en La Arboleda, aseguran haber enviado una gran cantidad de cartas, “tenemos un bote permanente de agua, hay comunidades que gastan lo que no tienen en cisternas, mientras corre por las calles”, reseñó Helena de Sojo. “Ojalá que los Altos funcionarios no le echen  la culpa a la iguana y digan ahora que se ahogó”.

En Las Polonias la cosa no es distinta,  Francis Ortega dijo que hay dos tubos que se rompen constantemente cerca de La Morita, “la cantidad de agua que se está perdiendo es lamentable, se trata de tuberías demasiado viejas, sino las cambias continuará el problema”.

Ortega se sumó a quienes denuncian que la empresa no cumple con el racionamiento de agua y la utilización de algunos vecinos de bombas de achique para robarse el agua, lo que empeora la situación.

Tras escuchar a cada uno de los vecinos, Miguel Salazar, gerente general del acueducto panamericano de Hidrocapital, aclaró que la infraestructura de la empresa en el municipio tiene la capacidad de suministrar el servicio, sin embargo los embalses no cuentan con suficiente agua para abastecer la zona.

Daniel Murolo

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *