Único equipo de Resonancia Magnética Nuclear del país a punto de ser apagado en el IVIC por falta de recursos

El único equipo de Resonancia Magnética Nuclear (RMN) para investigaciones de Venezuela, ubicado en el Instituto Venezolano de Investigaciones Científicas (IVIC)  está a punto de ser apagado por falta de recursos, denunció Flor Pujol, presidente de la Asociación de Investigadores de la referida institución durante la protesta que protagonizaron en el km 11 de la Panamericana.

Pujol, quien junto a un centenar de trabajadores calificó como “dramática” la situación actual de centro, detalló que no cuentan con recursos para adquirir helio líquido, gas fundamental para el funcionamiento del mismo. “Volverlo a arrancar un equipo de este tipo costaría alrededor de 50 mil dólares”, dijo.

El equipo de RMN es de fundamental importancia para la investigación en química, en productos naturales y presta servicio a algunas industrias, incluyendo PDVSA. Denunció además la ausencia de recursos para “hacer nuestra principal razón de ser, que es hacer investigación científica de calidad orientada a resolver problemas del país y contribuir a su desarrollo. Esta falta de recursos acarrea que tampoco podemos cumplir con nuestra función formadora de futuro científico, ya que aunque todavía podamos ofrecerles las materias teóricas, en muchas ocasiones no podemos ofrecer las posibilidad de realizar sus tesis de post grado”.

Aseguró que en una encuesta reciente entre los investigadores “observamos que el 75 % de los laboratorios están prácticamente paralizados y un 24 % de los investigadores se han ido, muchos fuera del país. De los 28 posgrados que se ofrecen en el IVIC solo 13 abrieron, en 2014 ingresaron 83 estudiantes al postgrado, este año solo dos”.

Pujol dijo que otro ejemplo dramático es la Biblioteca Marcel Roche, declarada por la UNESCO en 1996 como Centro de Referencia Regional para América Latina y el Caribe, “lleva más de dos años sin suscripciones a las revistas internacionales científicas, por lo que prácticamente no puede cumplir con su labor para el país y la región”.

Dijo que el personal no cuenta, en la práctica, con un seguro de HCM, ya que nuestra póliza es de apenas 500 BsS, lo cual no alcanza ni para una consulta médica ni para la adquisición del más simple de los medicamentos. Reiteró que con la reconversión monetaria, las tablas salariales fueron aplanadas, “sobre todo la del personal científico. Un investigador titular, después de al menos 12 años de estudios y 30 años de carrera, termina recibiendo mensualmente un poco más de dos salarios mínimos”.

-Nos eliminaron primas importantes logradas por las luchas sindicales a través de nuestras convenciones colectivas, asi como una prima que recibíamos desde hace más de 10 años, denominada como Prima MCT, la cual servía para compensar parcialmente nuestros bajos salarios. A esto se sima que el monto de nuestros bonos de alimentación es realmente irrisorio con respecto a lo que se gasta en alimentación para una familia en el país.

Con pancartas en mano en las que se podía leer mensajes como “Salvemos al IVIC”, los trabajadores cerraron parcialmente la Panamericana. Aseguran que seguirán con las acciones hasta lograr respuesta “clara y efectiva” por parte del Gobierno Nacional.

Daniel Murolo

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *