El transporte público se convirtió en una odisea para los sandiguenses

La población de los Altos Mirandinos, específicamente en la Parroquia Cecilio Acosta está rodeada de problemas; uno de los más graves es el tema del transporte público, el precio del pasaje y el poco tránsito del mismo hace que salir de esta comunidad sea “una odisea”.


Así lo confirmó Yasmín Espinoza, habitante de la zona, quien calificó de “pésimo servicio” y además, aseguró que “pasan a la hora que se les de la gana”.


“Si uno tiene que salir a trabajar a las 6 de la mañana, no puedes porque el primer autobús regularmente pasa después de las 7”.


Asimismo, dijo que las personas deben ir apretadas o en la puerta del transporte, arriesgando su vida y en las paradas hay cantidades de personas que deben esperar el siguiente, qué pasaría luego de una hora y media o dos horas.


 Alberto Hernández, quien vive en San Diego y labora en San Antonio de los Altos, debe tomar medidas preventivas antes de comenzar su ruta diaria.
“Tengo la posibilidad de quedarme en San Antonio, pero siempre pienso en que mi familia está en San Diego y me gusta visitarlos. A veces, las circunstancias me impiden ir a mi pueblo; lo digo principalmente por el precio del pasaje, el efectivo no se consigue y ya su precio está en 700 bolívares soberanos” dijo.


Del mismo modo, criticó la forma de elevar el pasaje casi semanalmente.
“Sé que con ese dinero no se compra nada, pero el problema ya es general porque en Venezuela no se consigue el efectivo fácilmente. Además, el servicio de las líneas en los Altos Mirandinos es pésima”, finalizó.
Cabe acotar que en la Parroquia Cecilio Acosta solo funciona la línea San Diego- San Antonio; ya que, hace más de un año, eliminaron por completo los autobuses “Dinámicos” que cumplían con el recorrido de San Diego-Carrizal-Los Teques./

Jesús Torres


Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *