Viruela del mono: descubren cuál es el mecanismo que usa el virus para avanzar en el organismo

Redaccion El Tequeno

Por primera vez, se descubrió que los virus de la viruela, como el de la viruela del mono o símica, favorecen un ataque temprano a las defensas inmunitarias. Según un estudio realizado en el Reino Unido y Suiza, los virus de la viruela son capaces de adelantarse a la hora de infectar a un huésped, que puede ser el ser humano o un animal, como algunos roedores, a través de un paquete de proteínas que interfiere directamente en el sistema inmunitario innato del organismo.

Infobae

El trabajo fue realizado por investigadores de la Universidad de Birmingham, del Reino Unido y la Escuela Politécnica Federal de Zúrich (más conocida como ETH). Los investigadores encontraron que el virus de la viruela comienza a hacer el ataque temprano inmediatamente después de la infección -incluso antes de que haya comenzado a replicarse- utilizando proteínas específicamente diseñadas para afectar componentes clave de la respuesta inmunitaria del huésped.

Los virus de viruela pueden comenzar a infectar a un huésped mediante la entrega de un paquete de proteínas. Usan esas proteínas diseñadas específicamente para atacar componentes clave de la respuesta inmune de un huésped, según los resultados de la investigación que se acaba de publicar en PLOS Pathogens. Los investigadores identificaron esas proteínas por primera vez, descubriendo los mecanismos moleculares y, a su vez, abriendo nuevas vías para el desarrollo de tratamientos contra los virus de la viruela.

El co-investigador principal, Jason Mercer, de la Universidad de Birmingham, declaró: “nuestro arsenal actual de agentes antivirales contra la viruela es limitado y solo está disponible para uso de emergencia, por lo que los nuevos tratamientos antivirales serían extremadamente valiosos. Nuestra investigación identifica un capacidad altamente inusual de llevar proteínas inmunosupresoras al huésped justo al comienzo de la infección. Al comprender qué proteínas trae el virus y cómo funcionan, podemos comenzar a investigar cómo explotarlas para nuevos tratamientos”.

En el estudio, los investigadores utilizaron técnicas de espectrometría de masas y microscopía de superresolución para identificar y caracterizar la proteínas relevantes en el virus vaccinia, la vacuna contra la viruela, que es miembro de la misma familia de virus de la viruela símica y de la viruela humana.

Si bien todos los virus tienen el objetivo de invadir las células y replicarse con éxito, también deben encontrar formas de eludir el sistema inmunitario innato del cuerpo: las defensas de amplio espectro contra los patógenos invasores. En la mayoría de los virus, esto se produce mediante la producción de proteínas durante la replicación que pueden evadir y atacar al sistema inmunitario. Los virus de la viruela, por el contrario, son inusuales porque contienen y entregan proteínas inmunomoduladoras desde el principio.

Los científicos identificaron 15 nuevas proteínas dentro de los paquetes de entrega viral llamados cuerpos laterales. También localizaron cinco proteínas llamadas “redox”, que están diseñadas para interactuar con elementos del sistema inmunitario llamados especies reactivas de oxígeno (ROS). Estas son moléculas altamente reactivas que juegan un papel clave en la destrucción de patógenos identificados por el sistema inmunitario innato del cuerpo. Las proteínas “redox” dentro del virus de la viruela se liberan al comienzo de la infección específicamente para buscar y suprimir las moléculas ROS.

“Identificar la naturaleza precisa de las proteínas contenidas en los cuerpos laterales fue un proceso complicado porque los poxvirus son estructuras moleculares muy complejas. Este trabajo representa un gran paso en el avance de nuestra comprensión del modo de acción molecular de esta importante familia de virus, que es oportuno y relevante teniendo en cuenta el actual brote de viruela del mono en varios países en países no endémicos”, expresó Bernd Wollscheid, de ETH Zurich, también autor de documento.

Ahora, el mismo equipo de trabajo del Reino Unido y Suiza comenzaron a trabajar en una nueva etapa cuyo fin es probar los mecanismos de las proteínas en modelos animales para descubrir cómo funcionan individualmente y en conjunto para combatir la respuesta inmune del huésped.

Con más de 16.000 casos de viruela símica reportados en 75 países del mundo desde principios de mayo pasado, el Director General de la Organización Mundial de la Salud (OMS), Tedros Adhanom Ghebreyesus, declaró el sábado 23 de julio que el brote de viruela símica es “una emergencia de salud pública de importancia internacional”. El 30 de enero de 2020, la OMS había tomado la misma decisión con respecto a la enfermedad COVID-19, cuando la infección por el coronavirus ya se había detectado en pacientes de China y en otros 15 países.

El nombre de la enfermedad “viruela del mono” tuvo su origen en el descubrimiento inicial del virus en monos en un laboratorio danés en 1958. En 1970, se diagnosticó en un ser humano. Era un bebé de 9 meses en Zaire (que es la actual República Democrática del Congo). Desde entonces, la viruela del mono se volvió endémica en ese país y se ha extendido a otras naciones africanas, principalmente en África Central y Occidental.

Esta semana, el brote de este año ya la suma de casos de viruela símica notificados llegó a 21.098. Brasil registra la mayor cantidad de casos reportados en América Latina, con 978 pacientes. Perú reportó 251 casos. En México, se han informado 60 casos; en Chile, 45; en Argentina, 23, y en Uruguay, 1 caso.

Si quieres recibir en tu celular esta y otras noticias descarga Telegram, ingresa a @eltequenopuntocom y dale click a +Unirme.

Next Post

El 29 de junio fue el día más corto registrado en la Tierra: expertos explican el fenómeno

Este verano, la Tierra tuvo el día más corto de su historia, posiblemente gracias a un bamboleo de su eje que hizo que completara un giro en una fracción de segundo menos. Específicamente, el 29 de junio de 2022, el planeta completó un giro en 1,59 milisegundos menos que 86.400 segundos (que son […]