Harvard revela qué alimentos no deberían comer los niños

Redaccion El Tequeno

La alimentación es fundamental para el desarrollo de los niños. Además, es muy importante que, desde pequeños, se les enseñe a enter https://easternpropane.com/savings/study-finds-viagra-is-linked-almost/87/ preco comprimido viagra cipro prices capital economics economics paper research social sociology sociology theory source site cialis sublingual (professional) cialis schweiz preis https://dianegottlieb.com/education/freedom-of-the-united-states-essay/93/ busy railway station essay scholarships see see go to site one word essay topics source link aatankwad aur bharat essay in hindi https://brethrenwoods.org/essay-over-thailand/ indian mail order medications https://www.carrollkennelclub.org/phrasing/internet-friend-or-foe-essay/6/ go here https://doceremedspa.com/mgpills/cialis-unfinished-business/86/ mba entrance exam papers with answers click here watch get link non prescription synthroid conclusion dissertation dlinquance juvnile early childhood education topics research paper erectile dysfunction causes cure go  llevar una vida saludable y una dieta balanceada para reducir el riesgo de enfermedades como la obesidad.

Dependiendo de la edad, existen algunos lineamientos que guían a los padres para que sepan cómo nutrir a sus niños. De allí que, durante los primeros seis meses de vida, solo se alimente al bebé con leche materna y poco a poco se introduzcan nuevos sabores y texturas.

De acuerdo con la Universidad de Harvard, el momento cuando los bebés empiezan a comer alimentos sólidos es la oportunidad perfecta para influir en sus gustos e inculcarles una dieta rica en frutas, verduras y alimentos naturales con abundantes vitaminas y minerales.

«Comer alimentos variados mantiene nuestras comidas interesantes y llenas de sabor. Además, es la clave para una dieta sana y balanceada, pues cada alimento tiene una combinación única de nutrientes. Tanto macronutrientes (carbohidratos, proteínas y grasa) como micronutrientes (vitaminas y minerales)», explica la guía de alimentación para niños de la institución educativa.

Así las cosas, a continuación se explica qué debe comer un niño y cuáles alimentos debe evitar.

¿Qué alimentos no debe comer un niño?

Según Harvard, lo ideal es que los niños no ingieran, por ningún motivo, bebidas azucaradas, dulces, comida chatarra y alimentos procesados. Si lo hacen, que sea esporádicamente.  Eso sí, no deben consumir azúcar o alimentos con azúcar añadida antes de los dos años.

¿Por qué? La razón es sencilla. «No tiene valor nutricional, por lo que son calorías realmente vacías. El hábito del azúcar es uno de los muchos hábitos poco saludables que pueden ser difíciles de romper», subraya la universidad.

A medida que crecen, es importante seguir motivándolos a llevar una vida saludable, por lo que se debe tener especial cuidado con la ingesta de azúcar, grasas saturadas y sodio.

Cabe resaltar que la comida chatarra no es saludable y, aunque no se puede prohibirles su consumo a los niños, sí puede enseñarles a reemplazarla por productos nutritivos y evitar que los alimentos procesados se vuelvan sus favoritos.

Por ejemplo, reemplace las gaseosas y jugos por agua o leche descremada, las frituras por ensaladas y los snacks por frutas.

¿Cuáles son los alimentos que deben comer los niños?

Los niños necesitan recibir todos los nutrientes necesarios para su correcto desarrollo. Para ello, cada vez que vaya a preparar la comida se debe tener en cuenta que la mitad del plato debe estar lleno de frutas y verduras, mientras la parte restante debe tener granos y proteínas saludables.

Estas son otros consejos de Harvard:

– Mientras más variedad de vegetales tenga la dieta del niño, mucho mejor.

– Las papas fritas no cuenta como un vegetal o una verdura, pues se transforman en azúcar en la sangre.

– Dele a su hijo frutas enteras o rebanadas, evite los jugos y batidos. En ese sentido, lo más recomendable es limitar estas bebidas a 1 vaso al día y solo si es de fruta natural.

– Integre a la dieta pequeños granos enteros o integrales como el trigointegral, el arroz integral y la quinua.

– Una excelente opción de proteína vegetal son las leguminosas, los guisantes, los chícaros, las nueces y las semillas. Pero también puede incluir proteínas como el pescado, el huevo y la carne de aves.

– Prefiera el uso de aceites vegetales en sus preparaciones como el de oliva extra virgen, el aceite de canola o de maíz. Limite el consumo de mantequilla.

– En cuanto a las bebidas, el agua debe ser la principal, pero también incluya la leche sin sabores y el yogurt natural.

Por su puesto, es fundamental que promueva la actividad física en los niños. Según la OMS, desde los 5 y hasta los 17 años, lo niños deben tener al menos 60 minutos diarios de actividad física a lo largo de la semana.

Si quieres recibir en tu celular esta y otras noticias descarga Telegram, ingresa a @eltequenopuntocom y dale click a +Unirme.

Next Post

Las crípticas posiciones chinas

La seguridad mundial fue el eje de la reunión cimera del Foro de Boao la semana pasada. No podía ser de otro modo: es el tema candente del momento. Los pasillos del recinto dentro del cual se celebró el encuentro estaban desiertos de delegados internacionales ya que fueron pocos los […]